viernes, 22 de septiembre de 2017

Prescrire. Revisión de evidencia sobre estatinas en prevención secundaria: eficacia, riesgos, indicaciones y elección.

 Para los pacientes que ya han tenido un evento cardiovascular o que tienen angina estable o enfermedad arterial periférica, la prevención de eventos cardiovasculares ("prevención secundaria") se basa en consejos dietéticos, actividad física y control de factores de riesgo cardiovascular. Las estatinas se proponen a menudo en esta situación.

En 2017, ¿cuál es la evidencia de la eficacia de las estatinas en la prevención cardiovascular secundaria? ¿En qué situaciones son efectivas? ¿Cuáles son sus daños? Para responder a estas preguntas, revisamos la evidencia disponible utilizando la metodología estándar de Prescrire. Para analizar la eficacia, se realizaron búsquedas de ensayos aleatorios de al menos 2 años que incluyeron al menos 1.000 pacientes e informaron mortalidad por todas las causas o mortalidad cardiovascular.

http://english.prescrire.org/en/81/168/53178/0/NewsDetails.aspx?page=1

Publicaciones SEGG: Decisiones terapéuticas difíciles en alzheimer.

http://static.ow.ly/docs/DECISIONES%20ALZHEIMER%20%281%29_6NzF.pdf

RedgedapS. EASD Lisboa 2017: efectos de la acarbosa en las personas con prediabetes y cardiopatía isquémica.

Es interesante observar de vez en cuanto que los fármacos antidiabéticos clásicos no han sido olvidado del todo en los ensayos clínicos (ECA). La acarbosa, un fármaco que cayó en desgracia en las recomendaciones de las Guías de Práctica Clínica (GPC) por sus efectos gastrointestinales (que teóricamente le impiden asociarlo a la metformina), su posodología incómoda, y limitada efectividad, es un fármaco, que como mostró el Study to Prevent Non-Insulin-Dependent Diabetes Mellitus (STOP-NIDDM), tiene un buen comportamiento cardiovascular (CV) además de efectos en la prevención de la diabetes tipo 2 (DM2).
El estudio  STOP-NIDDM mostró como un inhibidor de las  α-glucosidasas intestinales, la acarbosa, reducía la incidencia de DM2 en un 25% en pacientes con intolerancia oral a la glucosa (ITG), tras ello se aprobó esta indicación en 52 países, entre los que se incluía China.
En el  STOP-NIDDM también se mostró como la acarbosa era capaz de reducir el riesgo de un objetivo compuesto CV aunque con escasos eventos cardiovasculares (ECV). Metaanálisis posteriores (Hanefeld M et al) sobre 7 ECA mostraron como la acarbosa reducía los ECV en un tercio de los pacientes con DM2.
Además, en un estudio (Hanefeld M et al) se mostró como la utilización de la acarbosa era capaz de reducir la progresión del espesor de la íntima-media carotídea en pacientes con ITG.
Por otro lado, en un estudio anterior se observó que en el 2006  el 37,3% de los pacientes ingresados por cardiopatía isquémica en China presentaban alguna ITG. Partiendo de esta premisa el objetivo del Acarbose Cardiovascular Evaluation (ACE) fue determinar si la acarbosa podría reducir los ECV en pacientes chinos con enfermedad coronaria establecida y ITG,  a la vez que reducir la incidencia de la DM2.
El ACE es un ECA en fase 4º con pacientes provenientes de 176 centros sanitarios de China. 
Los pacientes introducidos en el estudio eran aquellos que a la vez que presentaban una enfermedad coronaria tenían ITG. Estos fueron aleatorizados 1/1 a recibir acarbosa (50 mg/8h) o placebo, que se añadió a su terapia de prevención secundaria habitual.
http://redgedaps.blogspot.com.es/2017/09/easd-lisboa-2017-efectos-de-la-acarbosa.html

(JAMA) Cómo mejorar el consejo dietético en la práctica clínica.

http://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2653762

Chuletas Médicas. Las 5D para diferenciar Vértigo Central de Periférico.

 Fuente:
 http://www.chuletasmedicas.com/diferenciar-vertigo-central-periferico/

Fuente y Autoría

Fuente: Síndrome Vertiginoso en Atención Primaria.
Autora: Maria José Fortuny.

Ante un cuadro de Síndrome Vertiginoso, primero debemos descartar la etiología central, como por ejemplo con un ictus vertebro-basilar o un brote de Esclerosis Múltiple.

¿Cuando podemos pensar que es un Vértigo Central?

En nuestra exploración física, debemos insistir y buscar signos como las 5D, los cuales demuestran afectación de los núcleos de los pares craneales adyacentes al núcleo del VIII PPCC (Vestibulococlear):
Disartria
Diplopia
Dismetría
Disfagia
Dizziness (Vértigo)


(e-butlletí groc) Los fármacos más fuertemente promovidos tienen un valor terapéutico bajo.

La mayor parte del dinero gastado en promoción comercial se ha destinado a medicamentos que ofrecen poco o ningún efecto terapéutico beneficioso, según los resultados de un estudio reciente (CMAJ Open 2017;5:E424-28).

Los resultados de un estudio sobre 25 fármacos más fuertemente promovidos en Estados Unidos mostraron que estos productos tienen un valor terapéutico limitado (BMJ 2017;357:j1855).

En un análisis de cohortes se identificaron los 50 fármacos más fuertemente promovidos (en cantidad de dinero gastado en anuncios en revistas y en visitadores médicos) y los 50 fármacos más vendidos (por valor en dólares) durante 2013, 2014 y 2015 en Canadá. El avance terapéutico se clasificó como mayor, moderado o poco o nulo, según el Patented Medicine Prices Review Board y la revista francesa Prescrire. Se dispuso de calificación terapéutica para 42 de los 79 medicamentos más promovidos durante los 3 años y de 40 de los 61 medicamentos más vendidos. Casi todo el dinero gastado en promoción en cada uno de los 3 años eran destinados a medicamentos con poco o nulo efecto terapéutico beneficioso. Por tanto, antes de prescribirlos, hay que preguntarse por el valor de los fármacos que son objeto de más promoción comercial por parte de los laboratorios farmacéuticos.

(AMF). Insulina en Atención Primaria

La insulina es una proteína formada por dos cadenas de aminoácidos segregada por las células beta pancreáticas, y cuya función principal —aunque no exclusiva— es regular la homeostasis de los hidratos de carbono. Actualmente se dispone para el tratamiento de la diabetes de moléculas biosintéticas con una secuencia de aminoácidos idéntica a la original, o ligeramente modificada, en el caso de los análogos de insulina.

Hay dos insulinas humanas «clásicas»: la soluble, regular o rápida, sin modificadores de su farmacocinética; y la insulina isófana o NPH (Neutral Protamine Hagedron), a la que se le añade protamina como retardante. Asímismo, mediante la variación de diferentes aminoácidos de su cadena proteica, se obtienen análogos de insulina de acción rápida (aspart, glulisina y lispro) y de acción lenta (detemir, glargina y degludec). Todos están disponibles para su administración por vía subcutánea en una concentración de 100 UI/ml. Las insulinas de acción rápida —y solo estas— pueden administrarse también por vía intravenosa. Recientemente, además, han aparecido plumas precargadas con mayores concentraciones de insulina que permiten la misma dosificación con menor volumen.

Existen ocho tipos de insulina comercializadas en diferentes combinaciones y con diversos mecanismos de administración1. Y también muchas otras en estudio2, como la insulina lispro pegilada, y una nueva presentación de insulina inhalada, aprobada ya por el regulador estadounidense en 2014, pero no por la Agencia Europea del Medicamento. Se han investigado también —sin resultados prácticos hasta el momento— las formas oral y transdérmica.
http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=2103

Autor: 
Rafael Llanes de Torres
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Consultorio local de Quijorna. Madrid