viernes, 20 de abril de 2018

Presentamos la Web de Recursos Información de Fármacos Kilómetro cero.

https://recursosfarmacoskm0.blogspot.com.es/

 

Recursos de información de fármacos KM0

Página de información de medicamentos SEFAP/SOMAMFYC

ejemplo: 

👴👵 Anciano Frágil:Guía de Actuación en AP

👴👵 Tratado de Geriatría para residentes 

👴👵 Guía Farmacoterapéutica para los pacientes Geriátricos 

👴👵 Healthinaging.org 

 👴👵 Manuales Merck Geriatrics

👴👵 Cronosfera: SEFH

👴👵 Guia Farmacogeriatrica de la Comunidad de Madrid: solo intranet

EMPATHY: Tratamiento intensivo con estatinas no reduce eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902603?src=soc_tw_share

En pacientes japoneses con hipercolesterolemia, diabetes de tipo 2 y retinopatía diabética, la monoterapia intensiva con estatina no fue mejor que la monoterapia ordinaria con estatina para la prevención primaria, evaluada como el criterio principal de valoración mediante los episodios cardiovasculares o renales combinados.
El estudio EMPATHY incluyó pacientes del "mundo real" con una media de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (c-LDL) de 106 mg/dl y retinopatía diabética, pero sin cardiopatía coronaria.

jueves, 19 de abril de 2018

Hiperfrecuentación en Atención Primaria e hiperfrecuentadores en Urgencias.

Fernández Alonso C, Aguilar Mulet JM, Romero Pareja R, et al; en representación del Grupo de Trabajo del Paciente Fidelizado del Plan Estratégico de Urgencias de la Comunidad de Madrid.
 Aten Primaria. 2018 Apr; 50(4): 222-227
 
El propósito de este estudio observacional y retrospectivo fue identificar los factores predictivos de hiperfrecuentación en Atención Primaria (AP) en una muestra de pacientes hiperfrecuentadores (HF) en servicios de urgencias hospitalarios (SUH). Se reclutaron pacientes mayores de 14 años atendidos en los SUH de 17 hospitales públicos de la Comunidad de Madrid entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013, registraron las variables relativas a la visita índice del SUH en función de ser o no HF en AP. Se definió HF al paciente que realizó al menos 10 visitas en cada nivel asistencial durante un año.

Se incluyeron 1.284 pacientes HF en SUH. Se registraron 423 (32,9%) HF en AP con 16 visitas (RIC 12-25) frente a 861 (67,1%) pacientes no HF en AP con 4 visitas (RIC 2-6). Los factores predictivos independientes de HF en AP fueron edad >65 años (odds ratio 1,51; 95% IC 1,07-2,13; p=0,019), deterioro cognitivo (OR 1,63; 95% IC 1,01-2,65; p=0,049), número de fármacos ≥3 (OR 1,56; 95% IC 1,06-2,30; p=0,025) y vivir en la comunidad frente a vivir institucionalizado o en la calle (OR 3,05; 95% IC 1,14-8,16; p=0,026).

En esta muestra de pacientes HF en los SUH, el hecho de ser mayor de 65 años, tomar 3 o más fármacos, presentar deterioro cognitivo y vivir en la comunidad fueron factores predictivos de ser HF también en AP.

Consumo adolescente de cannabis, síntomas prodrómicos basales y riesgo de psicosis.

Mustonen A, Niemelä S, Nordström T, et al.
Br J Psychiat. 2018 Apr; 212(4): 227-233.
 
 
La asociación entre el consumo de cannabis y el riesgo de psicosis se ha estudiado en profundidad, pero el orden temporal sigue siendo controvertido. En este estudio se investigó la asociación entre el consumo de cannabis en la adolescencia y el riesgo de psicosis tras ajustar por síntomas prodrómicos y otras posibles variables de confusión. La muestra (n=6534) provino de la cohorte prospectiva de 1986 Northern Finland Birth Cohort. Mediante cuestionarios completados a los 15-16 años, se recogió la información sobre los síntomas de psicosis y el consumo de cannabis. El seguimiento finalizó a la edad de 30 años.

El riesgo de psicosis fue elevado en los sujetos que probaron el cannabis 5 veces o más (hazard ratio 6,5; 95% IC 3,0-13,9). Esta asociación se mantuvo significativa incluso al ajustar por síntomas prodrómicos, el consumo de otras drogas y los antecedentes familiares de psicosis (HR 3,0; 95% IC 1,1-8,0). Por tanto, el consumo de cannabis en la adolescencia se asocia con un riesgo incrementado de psicosis independientemente de los síntomas prodrómicos, el consumo de otras drogas o los antecedentes familiares.

Informe de Posicionamiento Terapéutico de insulina asparta (Fiasp®) en diabetes mellitus.

Con fecha de 21 de marzo de 2018, la AEMPS ha publicado la primera versión del Informe de Posicionamiento Terapéutico de insulina asparta (Fiasp®) en diabetes mellitus. Se trata de un análogo de la insulina humana, de acción rápida que actúa reduciendo los niveles de glucemia mediante la estimulación de la captación periférica de glucosa (principalmente en el sistema musculoesquelético y el tejido adiposo) y la inhibición de la producción hepática de glucosa. Además, inhibe la lipólisis en el adipocito, inhibe la proteólisis y estimula la síntesis de proteínas. Fiasp se administra vía subcutánea (SC), en combinación con insulinas de acción intermedia o prolongada. 
 
Fiasp® difiere de NovoRapid® en que su formulación con distintos excipientes, nicotinamida y L-arginina, le confiere una velocidad de absorción más elevada y, por lo tanto, un inicio de acción más rápido (5 minutos). Esta diferencia en el perfil PK/PD entre ambas formulaciones no mostró diferencias relevantes en eficacia y sí diferencias en el perfil de seguridad clínica. De esta forma, Fiasp® demostró ser no-inferior a NovoRapid® en la reducción de HbA1c a las 26 y 52 semanas de tratamiento, en pacientes con DM1 y a las 26 semanas en pacientes con DM2. 
 
En relación a la reducción de la GPP 2 horas tras la ingesta, Fiasp® demostró diferencias estadísticas en relación a NovoRapid®, en pacientes con DM1, pero existen dudas sobre la relevancia clínica de dicho hallazgo. En el caso de pacientes con DM2, no se encontraron diferencias en la reducción de la GPP 2 horas tras la ingesta. 
 
Ambas formulaciones presentan un perfil de seguridad global similar. Pero la tasa de episodios de hipoglucemia graves o confirmados fue superior para Fiasp® 1 hora tras la ingesta en pacientes con DM1 y 2 horas tras la ingesta en pacientes con DM2. También fue superior la tasa de reacciones en el lugar de inyección para Fiasp®. 
 
CONSIDERACIONES FINALES DEL GCPT: La Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia ha emitido la resolución de no financiación para Fiasp® (insulina aspártica).
 

Informe de Posicionamiento Terapéutico de saxagliptina/dapagliflozina (Qtern®) en diabetes mellitus tipo 2.

Con fecha de 21 de marzo de 2018, la AEMPS ha publicado la primera versión del Informe de Posicionamiento Terapéutico de saxagliptina/dapagliflozina (Qtern®) en DMT2. Saxagliptina es un inhibidor selectivo, reversible y competitivo de la dipeptidil peptidasa-4 (IDPP4) y dapagliflozina es un inhibidor selectivo, reversible y competitivo del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2). SAXA/DAPA (Qtern®) está autorizado para el tratamiento de adultos ≥18 años con DMT2, cuando MET y/o SU y uno de los monocomponentes de Qtern® (SAXA o DAPA) no consiguen un control glucémico adecuado o en pacientes ya tratados con la combinación de ambos fármacos en comprimidos por separado.
 
SAXA/DAPA puede considerarse una opción de tratamiento en pacientes con un FG ≥60 ml/min, con especial precaución en pacientes de edad avanzada, en tratamiento con: 
 
  • SAXA y DAPA como monocomponentes en los que se pretende simplificar el tratamiento.  
  • MET o SU +SAXA cuando no se consiga un control glucémico adecuado. En tal caso, la adición de SAXA/DAPA puede considerarse una alternativa más de tratamiento. 
  • MET + SU + SAXA en pacientes para los que SU ha dejado de ser una alternativa por motivos de seguridad. En estos casos la adición de SAXA/DAPA a MET y la suspensión de SU puede considerarse una alternativa más de tratamiento. Además, en aquellos pacientes que presenten un mal control glucémico debería sopesarse la insulinización frente esta opción. 
SAXA/DAPA, al igual que la mayoría de los antidiabéticos actualmente utilizados, carece de ensayos clínicos a largo plazo que demuestren una reducción de la morbimortalidad. 
 
CONSIDERACIONES FINALES DEL GCPT: La Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia ha emitido la resolución de no financiación para Qtern® (SAXA/DAPA).
 

NEJM. Realción entre la medición de la TA clínica y ambulatoria y la mortalidad.

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1712231?query=TOC
La evidencia de la influencia de la presión arterial ambulatoria sobre el pronóstico se deriva principalmente de estudios basados en la población y algunas investigaciones clínicas relativamente pequeñas. Este estudio examinó las asociaciones de presión arterial medidas en la clínica (presión arterial clínica) y la presión arterial ambulatoria de 24 horas con mortalidad por todas las causas y cardiovascular en una gran cohorte de pacientes en atención primaria.
 Analizamos los datos de una cohorte nacional multicéntrica basada en registros que incluyó 63.910 adultos reclutados entre 2004 y 2014 en España. Clínica y datos de presión arterial ambulatoria de 24 horas fueron examinados en las siguientes categorías: hipertensión sostenida (clínica elevada y presión arterial ambulatoria elevada durante 24 horas), hipertensión de "bata blanca" (clínica elevada y presión arterial ambulatoria normal de 24 horas) , hipertensión enmascarada (clínica normal y presión arterial ambulatoria elevada durante 24 horas) y normotensión (clínica normal y presión arterial ambulatoria normal las 24 horas). Los análisis se realizaron con modelos de regresión de Cox, ajustados para la clínica y las presiones sanguíneas ambulatorias durante las 24 horas y para los factores de confusión.
Conclusiones:
Las mediciones de la presión arterial ambulatoria fueron un predictor más fuerte de la mortalidad cardiovascular y por todas las causas que las mediciones clínicas de presión sanguínea. La hipertensión de bata blanca no fue benigna, y la hipertensión enmascarada se asoció con un mayor riesgo de muerte que la hipertensión sostenida. (Financiado por la Sociedad Española de Hipertensión y otros).


  • José R. Banegas, M.D.,
  • Luis M. Ruilope, M.D.,
  • Alejandro de la Sierra, M.D.,
  • Ernest Vinyoles, M.D.,
  • Manuel Gorostidi, M.D.,
  • Juan J. de la Cruz, M.Sc.,
  • Gema Ruiz-Hurtado, Ph.D.,
  • Julián Segura, M.D.,
  • Fernando Rodríguez-Artalejo, M.D.,
  • and Bryan Williams, M.D.